Y la vida se me escapaba, tratando de evitarla, de no sentirla ni sufrirla y es que no sabía entenderla de otra manera…..

Así es cómo me encontraba cuando comencé mi viaje de la mano de Helmar. Ahora entiendo que vivir no requiere ningún esfuerzo, que puedo descansar en un “No lo sé” de esperanza y en un “Pero ahora ya no” liberador. Ahora no se me escapa ni un momento de mi vida sin que lo sienta en mi interior y vivo cada momento en su total plenitud, dejándolo ser.

Amor y compasión se han instaurado en mi de una manera distinta a la que conocía.

Agradecida a mi compañero Iván, por hablarme de CLEARNESS justo cuando más lo necesitaba, a mi amiga Inma, que no dudó ni un segundo en acompañarme a este viaje y con la que no he parado de crecer desde el día que nos conocimos, al grupo, porque todos y cada uno de ellos me han empujado suavemente hacia el sol y a Helmar, por el que siento un profundo respeto y total admiración….das tanto, tan grande y tan valioso…

Empecé el viaje sintiendo como se me escapaba la vida y acabé sintiendo su totalidad en cada momento. ¿Acabé?, ¿Que digo?, Si esto no ha hecho más que empezar.

Deja una respuesta