Una experiencia donde siento haber dado un paso más hacia lo que ya sé que es VERDAD y donde a la vez me cuesta llegar y quedarme. He encendido otra luz, para que la oscuridad que niebla aquello que ya es y existe, aquello que siempre ha estado y estará sea capaz de verlo y visitarlo más a menudo y ser cada vez más consciente de su inmensidad, a la vez que de su simpleza.
Me reactiva mi sed de seguir re-descubriendo, mi sed de volver a ese lugar más y más donde todo es posible, donde la alegría de mi corazón es inconmensurable, donde el deseo de dar sin condiciones me invade y de recibir con gratitud, y un lugar donde ya he estado, sobre todo en mi infancia, por eso conecto mucho con la idea de que es como “volver a casa”. Facilitadores humildes, respetuosos, con sentido del humor. “Contenedores” de todo lo que estaba ocurriendo allí, siendo uno más dentro del grupo.

Deja una respuesta