Unos días de mucha calma. Se crea un entorno muy amable y en un lugar inmejorable. Para mí significó un orden muy claro de ideas y un afianzamiento de conceptos, un oasis en medio de mi ajetreada vida donde me relajé, mi cabeza paró su rápida y habitual actividad y donde conseguí estar “aquí y ahora”, en claridad. Lo repetiría cada mes. En resumen, una experiencia necesaria y unos conocimientos muy interesantes que todo ser humano debería conocer. GRACIAS por tanta generosidad

Deja una respuesta