Hace ya muchísimos años tuve la suerte de trabajar con Helmar en una multinacional alemana y mi experiencia fue realmente positiva. Y ahora, la vida nos ha hecho coincidir de nuevo, esta vez, en un ámbito muy diferente: en un retiro sobre “Claridad Mental” que ha resultado ser “MÁGICO”. Gracias a su empatía y cercanía, he logrado desarrollar la autoconsciencia y darme cuenta de que, a veces, es necesario parar para poder seguir. Que muchas veces buscamos fuera lo que ya tenemos dentro. Que “la magia” aparece en el momento en el que uno logra tener claridad mental y desapegarse de las emociones causadas por cuestiones insignificantes en tu vida. Que cuando despejas la mente y la liberas de todas esas distracciones del mundo externo, logras entrar en un estado que favorece tu mente, tu espíritu y tu cuerpo. Y, en definitiva, que realmente no hay que hacer nada. Solo dejar que las cosas fluyan. La superación personal y todo cambio positivo en tu camino se logra cuando estás sereno y gozas de paz interior. No sé si calificarlo de “insight” o no, pero lo que si tengo claro es que veo las cosas diferentes después de este taller y que creo que es muy enriquecedor dedicar más tiempo al autoconocimiento y a la transformación del individuo, tanto en el ámbito personal como profesional. Una vez que inicias este camino, ya no hay vuelta atrás.

Deja una respuesta