El taller de “Clearness” que imparte Helmar, es una experiencia que tiene la fuerza de cambiar tu mirada hacia el mundo. Las primeras horas pueden resultar desconcertantes y misteriosas;  No puedo negar que el control férreo en mis convicciones y mi escepticismo inicial me llevo a cuestionarme al final del primer dí­a de taller si encontrarí­a respuesta a los interrogantes que se iban acumulando en mi cabeza. Ya habí­a leí­do y escuchado enunciados y explicaciones que podí­an sonar similares y hasta el momento ninguna me habí­a calado.

Sin embargo la experiencia del taller es más poderosa que una serie de enunciados escritos en una pared, y así lo pude empezar a apreciar sus primeras recompensas durante mi vuelta a casa el domingo. A dí­a de hoy (pasados unos dí­as) sigo sin poder dar explicación a la sensación de serenidad y confianza que empezó a crecer de forma silenciosa en mí­ y que ahora busca residencia permanente en mi ser. Los efectos en cada uno pueden ser muy diversos; En mi caso puedo decir que comienzo a tener una mirada más generosa con lo que me ofrece el mundo y confianza hacia las personas que me rodean. Sólo han pasado unos dí­as, y es pronto para hacer una evaluación más reflexiva sobre el fin de semana, pero puedo afirmar con certeza que existen pocas experiencias que con sólo vivirlas, y sin necesidad de aplicar una técnica o metodologí­a, reporten unos efectos tan beneficiosos; Creo que es el mejor regalo que puedes hacerte a ti mismo y a los demás.

Deja una respuesta