Es una experiencia que me ha permitido sumar, abrir la mirada, conectar, emocionarme, aprender de mí y del otro, recordar lo que soy porque eso es lo real… y llorar no por dolor, impotencia o sufrimiento sino por amor. Los facilitadores  sois uno más del grupo, Mi visión de vosotros es sois uno más del grupo, dando y recibiendo en todo momento. Habéis ajustado los mensajes y los tiempos a las necesidades de cada uno de nosotros y del grupo y, es esa predisposición, flexibilidad y respeto lo que ha facilitado la experiencia de cada uno de nosotros en el retiro. Desde aquí daros las gracias y la enhorabuena, más que como facilitadores como compañeros de viaje.

 

Deja una respuesta