No puedes “soltar” un pensamiento.

Entonces…¿Cómo “sueltas” un pensamiento?

Dándote cuenta que es un pensamiento…

Te das cuenta que SÓLO es  un pensamiento…

Nada más…

Entonces permitas que lo impermanente sea impermanente.

y en algún momento…SE suelta.

Tú no lo haces.

SE hace.

Helmar Rodriguez Messmer

Hola, me llamo Helmar, consultor y facilitador especializado en el desarrollo del potencial organizacional-sistémico y humano. He formado a profesionales y particulares en más de 25 países y todas mis propuestas están orientadas a obtener resultados prácticos por un lado y, por otro, elevar la mirada, desarrollar la consciencia, para que los participantes atraviesen los límites que les impiden desplegar sus capacidades. El límite de nuestras posibilidades y de nuestro crecimiento personal y profesional nunca es externo, siempre acecha en nuestro interior.

Deja una respuesta