A todos nos emociona en mayor o medida una puesta de sol…
Pero la mayor belleza de todas es aquella que es invisible y permanece oculta a nuestra mirada: la CAPACIDAD de poder contemplar y experienciar esas puestas de sol. La CAPACIDAD INNATA de decodificar y desplegar ese MUNDO DE LA FORMA que cobra sentido en nosotros, instante a instante, en forma de experiencia vital. A eso le llamamos VIDA.
Si sigues mirando, precisamente, en esa dirección, -hacia el origen de TODO-, en algún momento se abrirán, para ti, las puertas del misterio… como dice la cábala, te será revelado el nombre de DIOS…Y todo será posible. Otra vez.

Deja una respuesta