No soy muy de retiros, en parte porque he tenido experiencias extrañas. Pero este retiro con Helmar ha sido diferente. No sólo me ha dado la vuelta a la cabeza, que eso ya es espectacular, porque siento que me va a ayudar mucho en mi vida y a las personas que acompaño, sino que además se realiza desde un lugar seguro, amable y de confianza absoluta. Y esto no es menor. Es riguroso, discreto, potente, transformador. Volveré seguro, porque son enseñanzas y experiencias en las que estoy segura que voy a querer seguir profundizando. ¡Y encima me lo he pasado pipa! Muchas Helmar, ha sido y será un placer.

Leave a Reply