Fue una grata sorpresa! Fui de “acompañante” pero enseguida me sentí uno más y me mimeticé con el lugar, con los compañeros y con los objetivos. Un aprendizaje de vida. Me permitió  tomar consciencia de lo que tengo, de donde voy, de mis inquietudes y mis prioridades, ademas de escuchar y empatizar con los problemas de los compañeros. Enriquecedor 100%. Facilitadores profesionales, diferentes pero cómplices entre sí mismos y con el equipo, cercanos y comprometidos. Enhorabuena!!

Leave a Reply