El espacio que abre Helmar, es un espacio dónde se permite Ser…, esa energía que recorre todo el universo y que nos atraviesa a nosotros sin darnos cuenta…​ Su dialéctica, sus propuestas de trabajo y su presencia permiten encontrar el lugar interno necesario para que la sensación de Estar aparezca por sí sola. Helmar resulta así un vacío por el que la Esencia se cuela para ser mostrada, y de paso que pueda inundar nuestros corazones…siempre dispuestos. Gracias querido Helmar por tu disposición, por tu apertura, y por la enorme oportunidad que nos brindas en este espacio que has venido a  llamarlo Claridad, y que en esencia no tiene nombre

Leave a Reply