Un gran viaje introspectivo a las profundidades de la existencialidad del ser de la mano de un gran maestro, Helmar. La palabra que mejor define mi sentimiento es agradecimiento: hacia el grupo por haber sido un gran compañero de viaje y por su riqueza en sus aportaciones, hacia el entorno y las maravillosas personas que lo hicieron posible, hacia mí por haberme permitido seguir creciendo en el camino de la conciencia y por supuesto hacia Helmar y su sabiduría que me ha ayudado a alumbrar desde otra perspectiva mi camino.  Marca un antes y un después en mi manera de estar en el mundo. Mil gracias.

 

Leave a Reply