Fui al Retiro sin ideas preconcebidas, muy abierta a lo que pudiera suceder. El Retiro es como andar un camino en pleno sirimiri… te vas mojando pero la mayoría de las gotas no te calan hasta que llevas un rato caminando.. entonces, comienzan a calar y muy profundo. Helmar es un crack, la fuerza que mueve a todos los participantes, me encantó escucharle, su sabiduría, su manera de entregar a cada participante algo especial y único para él y su manera anárquica de llevar el programa que nos descoloca y a la vez, hace más receptivos a entenderlo todo al final. Tiene una muy fuerte intuición con las personas. Su presencia con cada uno de nosotros fue total y eso hizo que nos sintiésemos en un entorno de confianza y seguridad donde atrevernos a ser más valientes. Ambos os habéis entregado en cuerpo y alma a que la experiencia sea especial y única para nosotros, y eso os hace increíblemente generosos.

Me ha resultado una experiencia iluminadora, esperanzadora y motivadora. Salí del evento con la certeza de que algo en mí había cambiado, y una semana más tarde he podido comprobarlo en mi día a día, más claridad, más serenidad, más alegría!

Muchas gracias por vuestra entrega y dedicación.

Leave a Reply