“Un ejército se encuentra rodeado por un batallón enemigo, el general del ejército sitiado le dice a sus soldados: no teman, encontré la solución. Y les muestra enormes jaulas con animales feroces y explica que son leones, cuando los soldados enemigos se acerquen abriremos las jaulas, cuando se aterroricen y huyan los mataremos y ganaremos la batalla. Cuando el ejército enemigo se acerca sueltan los leones, los soldados del ejército atacante le preguntan a su general: ¿Qué son esos animales que se aproximan? – Son perros, con un palo los mataremos. Efectivamente, los golpearon, los mataron y tomaron la ciudadela. A lo que Borges concluye: ¿Se dan cuenta la diferencia entre llamarlos perros y llamarlos leones?”

Ni perros, ni leones…                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Puro pensamiento…

En tu vida SOLO respondes a aquello que estas pensando instante a instante…vives, en continuo devenir, en el sentir de tu pensar, instante a instante.Es un hecho. Un dato objetivo. Un dato impersonal, preexistente y constante. Un dato que te conviene explorar a fondo.

Porque cuando lo VES…cuando lo comprendes profundamente…

Tocas tierra. Vueles a la Realidad. Vuelves al Presente. Vuelves a Casa. Y eres libre. Otra vez. Como siempre lo fuiste.

Helmar Rodriguez Messmer

Hola, me llamo Helmar, consultor y facilitador especializado en el desarrollo del potencial organizacional-sistémico y humano. He formado a profesionales y particulares en más de 25 países y todas mis propuestas están orientadas a obtener resultados prácticos por un lado y, por otro, elevar la mirada, desarrollar la consciencia, para que los participantes atraviesen los límites que les impiden desplegar sus capacidades. El límite de nuestras posibilidades y de nuestro crecimiento personal y profesional nunca es externo, siempre acecha en nuestro interior.

Deja una respuesta